El Himno

Fue escrito en julio de 1922:

“Con acentos de amor encendido.
Entonemos un himno sin par:
Al Santísimo Cristo de Vigo,
Que es el Rey de este pueblo inmortal.
Cielos y Tierra

Canten la gloria
Del Santísimo Cristo
De la Victoria.
Alza Vigo, la frente serena
Y contempla a tu Cristo en la Cruz;
Y verás como envuelve a este pueblo
En torrentes de amor y de luz.
Cielos y tierra…

El Santísimo Cristo es el muro
Que defiende la noble ciudad;
No hay poder por ingente que sea
Que a sus puertas se atreva a tocar.
Cielos y tierra…


Que el fulgor que despiden sus ojos
Como el rayo, que abrasa la mies;
Al traidor que mancilla a su pueblo
Le convierte en pavesa a sus pies.
Cielos y tierra…

Vuelve, Vigo, rendido y humilde
A la Fe, en que tus padres brilló;
Pues en ella salvose la Patria
Y el Santísimo Cristo triunfó.
Cielos y tierra…

Los hogares, los bienes, la vida
De esta noble ciudad y el honor,
Que es la gloria del pueblo gallego
El Santísimo Cristo salvó”.

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies