La devoción al Cristo se expresa todo el año

Hoy es el tercer viernes de noviembre y como cada mes la Cofradía del Cristo de la Victoria se reunirá en la Concatedral para celebrar una misa en honor a la imagen. Para la directiva es importante difundir esta celebración, ya que tal y como reconoce la Hermana Mayor, Marora Martín- Caloto, “esta tradición se sigue desde hace años pero es poco conocida entre los fieles y estaríamos encantados de recibir a todos los que quisieran asistir”. En los estatutos de la Cofradía ya se recoge la programación regular de liturgias.
La misa está dedicada al santísimo y finaliza con el canto del himno. “La devoción al Cristo se expresa todo el año, no solo en la procesión”, señaló Martín- Caloto. Los cofrades aprovechan estas reuniones mensuales para ir preparando la salida de la talla el primer domingo de agosto, la expresión religiosa más multitudinaria de la ciudad. Un día antes tiene lugar el descendimiento de la imagen, un ritual que cada año reúne a mayor cantidad de devotos. El Cristo de la Victoria se venera en el Concatedral, la parroquia de Santa María en el Casco Vello. La talla data del siglo XVII y la primera referencia es de 1740, cuando lo denominaban el Cristo de la Sal. Se ganó la devoción del pueblo vigués con su “protección” en 1809 ante los franceses.

Fuente: Atlántico Diario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies