La misa de los enfermos reúne a numerosos devotos en la Concatedral

Cada año la Concatedral vive en estas fechas uno de los momentos más emocionantes de las fiestas del Cristo de la Victoria: la misa de los enfermos. Decenas de devotos abarrotaban ayer la iglesia para rendir tributo al Santo y asistir a una misa en la que se pide por la recuperación de los que sufren mala salud.

A las cinco y media de la tarde empezaba puntual la misa. Para agradecerle al Santo una curación, para pedir por ella o simplemente para mostrar su devoción por el Cristo. Muchos fueron los feligreses que no se quisieron perder la primera gran misa de las celebradas en honor al Cristo.

Mañana tendrá lugar la siguiente, que tiene una connotación especial para muchos creyentes. Tras la celebración, que termina a las ocho y media de la tarde, los nuevos miembros de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Victoria recibirán su medalla de cofrades. Cerca de 40 personas entran en esta institución religiosa que se encarga de la organización de todos los eventos que rodean la semana del Cristo de la Victoria y que ya cuenta con casi 2.000 miembros.

Mañana se celebrará el pregón en Castrelos de José Mouriño, presidente del Celta, y el descendimiento de la imagen.

A las cinco y media de la tarde empezaba puntual la misa. Para agradecerle al Santo una curación, para pedir por ella o simplemente para mostrar su devoción por el Cristo. Muchos fueron los feligreses que no se quisieron perder la primera gran misa de las celebradas en honor al Cristo.

Mañana tendrá lugar la siguiente, que tiene una connotación especial para muchos creyentes. Tras la celebración, que termina a las ocho y media de la tarde, los nuevos miembros de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Victoria recibirán su medalla de cofrades. Cerca de 40 personas entran en esta institución religiosa que se encarga de la organización de todos los eventos que rodean la semana del Cristo de la Victoria y que ya cuenta con casi 2.000 miembros.

Mañana se celebrará el pregón en Castrelos de José Mouriño, presidente del Celta, y el descendimiento de la imagen.

 

Fuente: Faro de Vigo

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies