La historia de la cofradía

La cofradía nace inicialmente como una hermandad, la Hermandad de Caballeros del Santísimo Cristo de la Victoria, que surge para dar continuidad a la Sociedad del Santísimo Sacramento, Santo Cristo de la Victoria y Ánimas de Vigo, que emerge para rendir culto a las devociones que más arraigo tenían en la ciudad y cuyos estatutos originales fueron aprobados el 14 de marzo de 1933 por el Obispo de Tui D. Antonio García García. Desde el primer momento estuvo establecida en la Iglesia de Santa María.

La primera reunión tuvo lugar en mayo de 1933 bajo la presidencia de su Director Espiritual, D. Faustino Ande, con el objetivo de dar a conocer los estatutos y nombrar los cargos de la Junta Directiva. Así, D. Tomás Santero Villavicencio ocuparía el cargo de Hermano Mayor; el de Mayordomo correspondería a D. Eduardo Autran (Marqués de Esteban de las Delicias); D. Vicente Flórez se haría cargo de la tesorería; D. Pedro Veiga sería el Contador; el cargo de Secretario 1º lo desempeñaría D. Manuel Estévez y el de Secretario 2º D. Ramón Varela; D. Crisanto Gómez y D. Víctor Míguez serían los Diputados de Hacienda; el cargo de Consiliarios lo ocuparían D. Casto Méndez Núñez (Marqués de Méndez Núñez), D. Alberto Oya (Marqués de Casas Novas), D. Ángel Donesteve (Vizconde de Pegullal) y D. Mariano Carsi.

Sus fines (art. 2 estatutos) serían la santificación de los hermanos por la práctica de los deberes religiosos y virtudes cristianas, promover la devoción al Santísimo Cristo de la Victoria e intensificar el culto a la venerada imagen.

Inicialmente estuvo constituída por 139 hermanos efectivos y 59 aspirantes, no pudiéndose inscribir en ella las mujeres. Sin embargo, en 1936, el Prelado propone transformar la Hermandad en una Cofradía en la que sí tendrían cabida las mujeres sin destruir la organización existente y sin que pudieran ocupar ningún cargo directivo. Por un lado, estaría la Hermandad de Caballeros del Santísimo Cristo de la Victoria y por otro lado, la Hermandad de Señoras cuyos estatutos se aprueban en 1953 como apéndice al reglamento necesario para esta nueva institución.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies